Un día en una guardería china.

La semana pasada empezamos la formación en una guardería y me gustaría explicar un poco la rutina que siguen los niños aquí. En primer lugar, tener en cuenta que estamos hablando de una guardería de ciudad y también de por qué no decirlo, una guardería para gente pudiente. La primera guardería que visitamos hace dos semanas era para niños de familias más humildes y bastante diferente la verdad. Ámbalas duas privadas. La mayor diferencia era que la otra no tenía calefacción, con lo que los niños eran más activos en clase (qué remedio).

En esta entrada contaré la rutina del jueves que fue cuando estuvimos todo el día en la guardería: 07:30-17:30. No me gustaría que nadie pensara que así es como funcionan las guarderías en general en China puesto que como he dicho la cosa varía bastante de unas a otras. Siempre dependiendo del money money.

07:30-08:00 los niños llegan al colegio. Van pasando por dos profesoras con linternas que les examinan la garganta y les dan una ficha verde o roja. La roja es para los niños que tienen que tomar algún medicamento.

La profesora de inglés -y por extensión nosotras- se dedica a saludar a los tropecientos niños (unos trescientos) uno por uno e intentar sacarles al menos un good morning. A esso y a sonreír, sonreír mucho. También hicimos algo similar en la primera guardería recibiendo a los padres según llegaban y cuando venían a recoger a los niños. Todo para tenerlos contentos. Aquí la profesora tiene también tarjetas con dibujos y algunos niños se paran para decir los nombres de las profesiones, los miembros de la familia…Todos los días las mismas tarjetas que corresponden con el vocabulario que cada nivel estudia en clase.

08:00-09:15 empieza la clase, cada una de unos 20 niños de edades comprendidas entre dos y seis años y un mínimo de tres profesoras. Dos que son estrictamente profesoras y una que va y viene y se encarga más bien de traer las comidas, etc. Me asignan una clase de tres años (las lunas) y aquí comienza la aventura.

Cuando llego los niños están desayunando. A medida que van terminando se van levantando y recogen su plato, se lo dan a la profesora, se lavan las manos y vuelven a su sitio. Luego llega el momento de jugar. La clase se divide entre los que juegan en las mesas o en la zona de juego. La zona de juego consiste en dos colchonetas grandes donde se quitan los zapatos y tienen lo típico: cocinita, piezas de gomaespuma para hacer castillos, etc. Nota: no ponen ni un pie fuera de la colchoneta. Los que se quedan en las mesas juegan con puzles, piezas de lego y similares. Mientras  juegan las profesoras se dedican a hacer manualidades en una mesa aparte: imprimir y pintar los días de la semana, plastificarlos…

09:15-09:30 pausa para beber agua hervida. Encienden la música e inmediatamente con la canción los niños entienden que tienen que parar de jugar, recoger todo, lavarse las manos y coger sus tazas para hacer fila y llenar su vaso de agua hervida (开水: kāi​shuǐ ). En China es muy común beber agua hervida porque “es muy sano” (se ve que va mejor para la digestión y elimina toxinas) y supongo que es una forma de asegurarse de que está libre de bacterias. Tras acabar se van levantando, lavan la taza y la dejan cada uno en su sitio.

09:30-10:30 hora de “leer”. Los niños se sientan en las mesas cada uno con un libro mientras van viendo los dibujos. Mientras tanto las profesoras hacen manualidades y otras cosas en otra mesa. Yo básicamente hacía lo que los niños, jugaba con ellos, “leía”, les enseñaba palabras en inglés… Se sabían los colores bastante bien y algunos nombres de animales. Mantuve conversaciones bastante interesantes con ellos que se basaban en adivinar lo que querían decirme y reaccionar más o menos así según la ocasión:

1. Contestar porque los entendía

2. Pedirles que me lo repitieran porque no lo había entendido para que me lo repitieran igual de rápido. Pasar a la opción tres.

3. Opción trampa: decirles ¿zhēnde? ¿真的? Que es algo así como ¿de verdad?. Entonces es cuando ellos contestan emocionados que sí, que de verdad.

A veces había alguna profesora cerca y me traducían alguna que otra cosa, así fue como finalmente pude entender a una niña que llevaba media hora diciéndome que le gustaba mucho algo y yo no sabía si me hablaba de aviones o de barcos. Al final me hablaba de esto:

La cabra más famosa de China.
La cabra más famosa de China.

Se llama Xi Yang Yang (喜羊羊) y es algo así como Hello Kitty, está por todas partes.

En algún momento sobre esta hora hacen una pausa para beber leche. Idéntico proceso que con el agua hervida.

10:30-11:00 nos habían dicho que los niños saldrían a plantar un árbol con motivo de un festival chino que había sido un par de días atrás. A mí me parecía extraño que todos fueran a plantar un árbol en el jardín teniendo en cuenta que vale, el parque-jardín es grande, pero estamos hablando de muchos niños… Efectiviwonder, allá salieron los niños de clase, se pusieron su ropa de abrigo, cogieron sus palas y sus regaderas y salimos al patio. La tarea consistió en hacer filas para ir en parejas a un árbol, tocar un par de veces con la pala en la tierra, foto y siguienteeee. Me hace gracia porque resume muy bien cómo funcionan muchas cosas en China, todo se hace de cara al público, más importante que ser feliz parece ser aparentar ser feliz y las paredes de los edificios serían de cartón si les dejaran.

Los niños vuelven del patio, se quitan una capa de ropa con la ayuda de las profesoras, dejan la ropa en su correspondiente armarito y se preparan para comer.

11:00-12:00 hora de comer: verduras, arroz y caldo. Recogen todo ordenadamente y luego hacen filas para salir a dar una vuelta en el pasillo mientras cuatro niños de la clase quedan ayudando a las profesoras a colocar las camas. Cabe señalar que tanto en mi clase como en la de Irene teníamos una profesora que hacía el papel de gritona mala (malísima) y otra el de buena. No sé si es casualidad (o no).

12:00-14:30 hora de la siesta: los más pequeños duermen dos horas y media de siesta y los mayores (6 años) dos horas.

14:30-15:00 Ahora es cuando vuelves a clase y acabas por morirte definitivamente de amor: todos en pijama, despeinados y con una cara de sueñito… para comérselos. Toman una fruta y peinan a las niñas. Mientras tanto ya llega la profesora de inglés: una chica rusa de Siberia llamada Siya.

Clase de inglés: por lo que voy viendo la enseñanza de inglés en las guarderías está bastante estandarizada y se utiliza prácticamente el mismo sistema en las guarderías de todo el país. Los profesores suelen ser extranjeros: muchos filipinos, rusos, españoles, húngaros… He visto de todo menos nativos, incluyéndome a mí misma claro. Las clases suelen ser de 30 minutos para estas edades. Se empieza por una introducción dónde se usan distintos TPR, repaso de vocabulario, canción, juego, introducción de vocabulario nuevo y canción de despedida.

¿Qué significa TPR? TPR, las siglas correspondientes a Total Physical Response, es una metodología que fue pensada para enseñar lengua inglesa y que se aplica también para enseñar otras lenguas. Se basa en intentar que los niños respondan físicamente a órdenes verbales. Un ejemplo de uso de TPR:

Profesor/a: Follow me (con la mímica correspondiente).

Clase: Follow you (con la mímica de respuesta).

Profesora/a: Listen to me (con la mímica correspondiente).

Clase: Listen to you (con la mímica de respuesta).

Es un método bastante útil para niños tan pequeños porque los mantiene activos y atentos haciendo que se interesen por la clase. Puede usarse con frases, canciones…Aquí os dejo un vídeo que lo ilustra bastante mejor que mis explicaciones:

¿Qué falla en el TPR? La creatividad. No permite que el niño cree sus propias respuestas y se basa en la repetición y memorización.

En las clases a las que he asistido he notado que en el momento que el profesor se sale un poco de la línea de la repetición, los niños se pierden o directamente se quedan petrificados. Fuera de lo que es ya el método en sí, en general los tienen acostumbrados a preguntas y respuestas específicas que memorizan una clase tras otra y he visto casos de:

P-How old are you?

C-I’m fine thank you , you?

P-How are you today?

C-Today it’s sunny.

No sé si se trata de un problema relacionado con el sistema chino que está muy basado en la memorización y repetición o del método TPR en sí. Probablemente sea una mezcla de las dos cosas.

Otro ejemplo: en la clase del jueves, la profesora, tras repasar el vocabulario de la familia, sacaba a uno de los niños y le preguntaba: where’s your mummy?; entonces el niño corría a señalar a su madre en una de las muchas fotos que había por las paredes. Hacia el final, uno de los niños señaló a su madre en una foto. El siguiente niño corrió y señaló a la misma madre. Inocente de mí pensé, vaya, dos hermanos. Luego, el tercer niño se levantó y señaló a la misma. Teniendo en cuenta las políticas de control de natalidad en este país… es de todo menos probable. La profesora me sonrió y continuó con la clase. A ver, no creo que los niños hubieran entendido la explicación en inglés pero en cada clase de inglés hay profesoras chinas que están para que a veces cuando los niños no entienden algo darles un empujoncito y explicarles algunas cosas en chino si es estrictamente necesario, así el profesor no tiene por qué explicarlo en chino –si puede- y los niños lo continúan teniendo como una figura inglesa. He visto también otros casos en los que han pasado este tipo de cosas y la profesora china ha estado más atenta y les ha explicado la diferencia y en qué se equivocaban. Es que si no entienden las preguntas, ¿qué sentido tiene?.

15:00 -16:30 hora de jugar, los niños se dividen en mesas y zona de juegos otra vez y cada uno a lo suyo. Las profesoras siguen haciendo manualidades en una mesa separada. En medio de este tiempo se dan unos veinte minutos de “clase” en la que los niños ordenan figuras por tamaños.

A ver, en general, la guardería es todo aquello que un niño podría soñar. Todo suelo de madera, las paredes decoradas con canciones en inglés, fotos felices por todas partes, colores, muchísimo material… No he visto una guardería tan buena ni en España en cuanto a lo que instalaciones se refiere. Eso sí…las profesoras ignoran bastante a los alumnos durante todo el día. En España esto no sería posible en el sentido de que los niños son más revoltosos y es más difícil mantenerlos “ocupados” pero estos niños son tan independientes y disciplinados que si mientras están jugando elevan un poco más la voz de lo normal, basta con que la mala gritona pegue un grito desde el otro lado de la clase. No me extraña que las profesoras tengan tiempo para decorar todo el edificio, ese y veinte edificios más. Eso sí, los padres estarán encantados viendo todas las fotos que sacan estas mujeres durante todo el día.

Yo la verdad me lo pasé pipa jugando con los niños todo el día. Se acabaron dando situaciones como cuando un niño monta una pistola de juguete, te dispara, te haces la muerta, le hace gracia y acabas en medio de un auténtico tiroteo dónde toda la mesa finge que te está disparando con el correspondiente estruendo. Y mientras tú piensas: dios mío creo que no estoy dando una imagen muy educativa en mi primer día. Mi integración fue tal que en un momento del día una niña, harta de verme sin juguetes propios y teniendo que jugar con los del resto, se levantó, cogió una caja y me dijo: toma, estos son los tuyos para que juegues. Como una más oye.

16:30-17:00 hora de irse. Los sientan a todos en semicírculo como para la clase de inglés y venga a esperar a que sea hora de irse a casa. Lo de “los sientan” es una forma de hablar: más bien los niños se levantan, cogen cada uno su silla y la ponen en el sitio EXACTO que les corresponde. Y digo exacto porque hay unos puntos en el suelo que marcan dónde debe estar cada pata de la silla. Y cuídate tú de no ponerlo en su sitio porque la mala gritona te estará mirando lista para atacar. La verdad que al principio de la mañana me pareció asombroso lo independientes que eran los niños para todo, ir al baño, organizarse… lo vi como algo muy positivo. Sin embargo, a lo largo del día una va observando que no hay lugar para esparcirse, jugar fuera de los límites establecidos, para la creatividad. Considero la disciplina necesaria sobretodo porque a medida que avanzan en la educación las clases serán más numerosas y es imposible dar clase en ciertas condiciones pero es que estos niños no tiene  oportunidad de salirse ni un poquito de lo establecido.

Los puntos bajo las sillas.
Los puntos bajo las sillas.

Tampoco quiero dar la idea de que era un ejército. Los niños son niños y eso no se puede cambiar (menos mal). También salen al patio a jugar y andar en triciclos, se pelean, lloran, le arrancan una hoja al libro del compañero, que no yo no he sido que ha sido fulanito…todas esas cosas que hacen los niños.

17:00 Despedimos a todos los niños y padres en la puerta. Bye bye elevado a trescientos.

Por último, que aunque el primer día no vi que tuvieran ninguna clase de lengua, matemáticas, etc. Lo cual es normal porque tienen 3 años. Sin embargo me gustaría contar que en la primera guardería se hicieron clases de muestra para los padres (algo muy típico aquí, sobre todo para las clases de inglés) y vimos niños de cinco años hacer operaciones mentales de suma y resta de dos cifras a la velocidad de la luz (esto tiene su explicación en el ábaco) y otros ejercicios de relacionar y memorización que personalmente consideré bastante complicados para niños de esa edad.

Bueno, esta ha sido mi experiencia con los niños hasta el momento. A ver qué me depara esta semana. Aquí os dejo una foto de los diablillos.

Clase
La clase de las lunas.

Oh España, qué bonito es París.

Tras mi primer mes en China, me gustaría escribir una entrada anecdótica acerca de lo que saben los chinos sobre España. Podría considerarse algo similar a una recopilación/ranking de las respuestas que recibimos cuando decimos que venimos de ese país al sur de Europa,  西班牙 Xī​bān​yá (España).

1. Fútbol.

Cómo no, ocupa el primer puesto. Nuestro querido opio para el pueblo deporte nacional gana por goleada. Es lo primero que nos dice TODO el mundo. Me gustaría decir que me sorprende pero va a ser que no. No tienen claro si somos África o Europa, pero se saben la alineación del Barça. En general conocen los dos equipos que monopolizan nuestra liga pero tampoco van mucho más allá.

Para muestra, un botón: nos hemos llegado a encontrar con un trabajador del hotel que se presentaba a sí mismo como Cristiano Ronaldo, con chapita identificativa y todo. He de decir que aquí es común ponerse un nombre occidental, normalmente inglés, y por qué no Cristiano Ronaldo oye.

2. Toros

Otra perla del orgullo nacional. El tópico por excelencia. Son muchos los que también lo mencionan y si no te enteras cuando te lo dicen, rápidamente se prestan a hacerte las representaciones que sean necesarias para que los entiendas. Cuernos a la cabeza y venga.  Esto la verdad que me molesta un rato largo, nunca he sido capaz de ver la tortura animal como cultura y evidentemente no me enorgullece que se me relacione con ello. No sigo que me enciendo y no quiero. 😛

3. Flamenco

Suele venir en el mismo lote que lo de los toros, de hecho, la conexión es tal que aunque en chino tengan una palabra para flamenco por adaptación fonética (弗拉明戈 fúlā​mínggē), es mucho más común que se refieran a este baile como 斗牛舞 dòu​niúwǔ  (literalmente “el baile del toreo/las corridas de toros”).

Como chicarrona del norte que soy, he de admitir que a una le molesta un poco esa idea generalizada entre los extranjeros de que España es el Sur. De todas formas, esto ya me gusta más, el flamenco es simplemente precioso, todo un arte digno d’admiráh.

4. Vino

Aunque por lo que he visto aquí beben más vino de Sudáfrica o Francia (el chino está tan bueno como el vinagre), sí se conoce a España por su buen vino. Aunque en el supermercado no tengan una gran variedad, de vez en cuando se ve alguna marca española, sobretodo tintos.

5. Pésima situación económica

No es que sea lo primero que nos digan cuando nos conocen (¿España? ¿Oye allí lo de encontrar curro, está la cosa fatal no?). Tampoco es eso. Sí ha salido en alguna conversación y son conscientes de la crisis económica que nos afecta a Europa en general.

He de decir que así como son conscientes de nuestra crisis, son muy conscientes de su situación como potencia mundial and they love it. Se suelen situar a sí mismos en primera o segunda posición. Una vez nos dijeron que claro, eran segundos porque la primera potencia era Rusia, ole tú.

Bueno, como podéis ver lo que más se conoce de España son básicamente nuestros típicos tópicos que también son bien conocidos en los países europeos.

En el fondo tampoco les podemos culpar: si a nosotros nos preguntan por China lo primero que se nos viene a la cabeza son cosas como el arroz, los palillos, la muralla…y claro que China es eso, pero es eso y mucho más.  Además solemos meter en el mismo saco y confundir a coreanos, japoneses y chinos, que tienen  de parecido lo que yo de rusa.

Por último, para ver un poco el otro lado, cuando mencionaba que me venía a vivir aquí, las primeras reacciones eran casi siempre las siguientes:

-Vas a comer un mundo de arroz.

-Uf, qué mal lo vas a pasar, los chinos son muy cerdos.

-A ver cómo llevas lo de la contaminación (soy asmática), que dicen que es horrible.

A lo que ahora contesto:

-Sí, a pesar de ser una amante de la pasta en general, el arroz y los fideos me rodean a diario.

-Efectivamente, los conceptos de higiene son distintos en algunos aspectos. Véase: escupir en la calle, que los niños hagan sus necesidades en la acera, eructar en la mesa sin ningún tipo de pudor, sorber ruidosamente los fideos…  Aunque soy consciente de que al fin y al cabo son diferencias culturales, uno no puede evitar estremecerse de vez en cuando.

-Lo de la contaminación lo llevo bien a nivel salud (en unos años hablamos). Me he prohibido a mí misma buscar los efectos que tiene en la salud, ya se sabe que la ignorancia… Luego a nivel no ver el sol me voy acostumbrando. Los días grises no molan nada pero es lo que hay. Londres también era gris, no tenía mar y salí viva de allí.

He de admitir que lo que no llevo tan bien es el clima seco mezclado con la contaminación o lo que sea que me afecta. Cuando llegué los primeros meses me tenía que dar baños en crema hidratante en un país en el que no encuentro una crema hidratante decente y la electricidad estática alcanzó niveles insospechados. Era algo así como una mezcla entre Krusty el payaso y Tormenta.

En fin, en cuanto a los tópicos, para eso estamos aquí, para hacerles ver que somos mucho más que fútbol, toros, vino y flamenco. Que somos diferentes de norte a sur y de este a oeste, y esto es algo que además tenemos en común con ellos. Aquí según la provincia a la que vayas tienen costumbres bastantes distintas (y en ocasiones lenguas, que ellos prefieren llamar dialectos). Todo eso con dificultades añadidas como que la cuenta del banco no es válida al cambiar de provincia y te cobran comisión aunque sea el mismo banco, o que es muy caro llamar a números de teléfono de otras provincias, casi igual que si llamaras a un número extranjero.  Esto nos lo explican de una forma muy divertida en esta entrada de En tierra de hielo y fuego, un blog de una pareja vasca (esto me lo he inventado, véase comentario para mayor información :P) española con el que me río muchísimo.

Por supuesto, fuera de este ranking, también hemos escuchado auténticas barbaridades como si nuestro país tiene mar o no u Oh España, qué bonito es París.