One Lovely Blog Award

¡Nos han nominado! ¡Nos han nominado!

One lovely blog award

Lo dicho, Happy Words ha sido nominado al premio “One Lovely Blog Award“. Lo primerito de todo dar las gracias a Elena de Midnight in Translation por la nominación y felicitarla también por su blog que sabe me gusta mucho. Ha empezado hace nada y ya tiene entradas muy interesantes publicadas. ¡Gracias guapa!

Bueno, ¿qué es eso del “lovely award”?. Se trata premio/juego que funciona de la siguiente forma. Una vez nominado uno tiene que:

1. Responder a las preguntas planteadas por su autor (aquí abajo).

2. Nominar a otros once blogs y plantear sus propias preguntas (más abajo todavía).

Estas son las normas oficiales:

  • Agradecer el premio a quien te lo ha otorgado.
  • Contestar a las once preguntas que incluye en su entrada.
  • Otorgar el premio a otros once blogs.
  • Redactar once preguntas nuevas para que esos blogueros las contesten.
  • Informar del premio a los blogueros premiados a través de las redes sociales.
  • Visitar los blogs que han sido nominados además del tuyo.

La verdad que la cadena es genial y me lo estoy pasando pipa leyendo todos los blogs nominados.

Así que aquí van mis respuestas:

1. ¿Cuándo supiste que querías dedicarte a la traducción?

Creo que fue allá por primero de bachiller hacia final de curso. Nos hablaron de la carrera en una charla de orientación y ahí pensé: ésta es la mía. Me había planteado filología inglesa porque me gustaban los idiomas pero no me acababa de convencer. Cuando me enteré de que había una carrera en la que podías escoger varios idiomas y además formarte como intérprete, se me abrió el cielo. Luego cuando me dijeron la nota de corte, se me cayó encima, jaja.

2. ¿Qué idea tenías sobre este mundo antes de adentrarte en él?

Antes de conocer la carrera la verdad que muy poco. Luego durante esos años de bachillerato me fui informado mejor. Aunque tenía claro que no era suficiente con saber idiomas para traducir, sí es cierto que tenía una visión mucho más simplista de lo que es traducir. Recuerdo también que los programas como Trados fueron un auténtico descubrimiento cuando llegué a primero. Últimamente con las redes sociales me he integrado cada vez más en el gremio y no ha parado de sorprenderme para bien. Veo compañerismo, buen rollo y cachondeo todos los días, como debe de ser.

3. ¿Cuál es tu mejor experiencia relacionada con los idiomas?

Pregunta difícil…mi mejor experiencia. ¡No puedo quedarme con una! Quizás no la mejor pero la primera vez que fui a Francia en la ESO de intercambio. Me parecía genial poder comunicarme y entender a otra gente en un idioma que solo había vivido desde el punto de vista académico. Te hace sentir especial. Viajar a un sitio y poder comunicarte con la gente en su idioma me parece algo muy gratificante. Ahora que estoy en China me pasa un poco lo mismo, es una sensación que nunca se pierde. El otro día vi una serie que dios sabe por qué, se entendía muy bien. Luego te quedas pensando y dices, ¡dios mío, una serie en chino y me estoy enterando de lo que dicen! Magia pura oye.

4. ¿Y la peor?

Por más que pienso no la encuentro. Por decir algo recuerdo quizás una mala sensación cuando llegué a Inglaterra de Erasmus y todos los “internacionales” en la universidad tenían mejor nivel de inglés que yo: alemanes, portugueses, franceses…cuesta soltarse cuando incluso los extranjeros hablan con tanta naturalidad y tu vienes con tu inglés “de aquella manera”. Pero nada, se pasó pronto, lo que tardé en conocer a los españoles. 😛

5. ¿Qué te hizo elegir tu combinación de lenguas?

La pregunta del millón. Pues no lo recuerdo bien. El inglés porque siempre me ha gustado, no me llegué a plantear entrar por francés aunque llevaba varios años estudiándolo. Tengo todavía un asunto pendiente con ese idioma. Luego mi hermana dice que fue ella quien me propuso lo del chino. Supongo que al principio buscaba una lengua rara y me dejé llevar por eso de “el idioma del futuro”. Luego no había quien me sacara la idea de la cabeza y a Barcelona que me fui persiguiendo el “sueño chino”, que no es el mismo del que tanto nos habla nuestro querido Xi Jinping.

6. ¿Qué proyectos tienes en mente?

Depende del día y hora en que me lo preguntes. Por ahora acabar mi contrato como profesora de inglés que finaliza el año que viene y seguir combinándolo con algunos proyectos de traducción que me van saliendo. Aunque he descubierto que la enseñanza me gusta (siempre había descartado de pleno ser profesora), no puedo vivir sin traducción/interpretación.

Mi objetivo es quedarme en China como mínimo mínimo hasta tener un nivel suficiente para interpretar y luego hacer un máster de interpretación de conferencias aquí o quién sabe si empezar a trabajar directamente. Desde que he llegado me ha empezado a llamar mucho la atención el tema de la interpretación en el mundo de los negocios. Existe una gran necesidad de mediación intercultural y creo que no se le da la importancia que merece.

7. ¿Qué haces para desconectar del trabajo?

Últimamente tengo poco tiempo libre y hago malabares entre alguna actividad física/leer/estudiar chino/vida social. En cuanto a lo primero aquí en China he hecho un poco de todo: salir a correr, fútbol, bádminton, baile tradicional chino… Depende de lo que tenga a mi alcance en la ciudad en la que esté (llevo unos mesecitos de mudanzas…). En la ciudad en la que estoy ahora he descubierto un gimnasio cerca de casa que tiene muchísimas clases dirigidas y me apunto a todo: latinos, una especie de r&b con toques chinos, pilates, step…

8. Si no hubieses sido traductor, ¿a qué te habrías dedicado?

La verdad que no lo sé, suena a tópico pero no me imagino haciendo otra cosa. O traductora o cultivar amapolas en un pueblo de Nepal. Hubo una época (dios mío, iba a escribir “cuando era joven”) en la que quise dedicarme a la política, hasta que mi padre durante una campaña electoral me llevó a tres mítines (PP, PSOE, BNG) por petición mía y vi que aquello no iba conmigo. Son una vergüenza.

Desde muy pequeña siempre me ha gustado mucho escribir y me veía también en carreras como periodismo o comunicación audiovisual. Yo creo que al final he acabado escogiendo la que lleva dentro un poquito de todas ellas, que es lo que me gusta, hacer siempre un poco de todo.

9. Cuéntanos 3 manías que tengas.

Mmm…¿Relacionadas con la traducción? A ver…para traducir me quito siempre el reloj y pongo el teléfono boca abajo para no ver ninguna lucecilla que me distraiga. Supongo que es un tema de comodidad y concentración porque hacía lo mismo para estudiar.

Como no se me ocurren más de traducción una de mis rutinas: tengo una necesidad imperiosa de que cuando camino con alguien, éste o ésta vaya a mi derecha. Poquita gente lo sabe (ahora más) y a menudo me cambio de posición sin que se den cuenta. Hace años que lo hago pero no sé a qué se debe. Manías, vamos.

10. Un sueño por cumplir.

Vivir en África. No sé cuándo, pero algún día tiene que ser sí o sí. Y si ya es trabajando en la sede de la ONU en Nairobi ni te cuento. Por soñar que no quede.

11. ¿Te entretienes viendo fotos de gatitos y perritos?

Esta pregunta es taaaaan de traductores. La verdad que no. Ni siquiera nuestros queridos patitos 😛

Aquí van los blogs que he escogido, como mis lecturas están divididas entre la traducción y la cultura  y vida en china, así lo están también mis elecciones:

Superyuppies: vale no es de traducción ni de cultura china, pero es tan “lovely” que no podía faltar.

LaoWai (老外): aunque lo descubrí cuando su autora se volvía para España, tiene entradas fantásticas y sé que pronto nos dará más.

TraducThor: sé que ya está nominado por ahí pero no podía dejarlo pasar, disfruté muchísimo con sus entradas sobre publicidad sexista que estaban curradísimas y ahora lo leo siempre.

Cartas desde China: por lo que me he podido reír con la última entrada y porque me encantó la de “El bulo de la demanda exagerada de profesores de Español en Brasil y en China”, que fue así cómo descubrí el blog.

A word in your ear: porque aprendo muchísimo con Lourdes en cada entrada y me encantan sus vídeos acompañados de textos de los autores.

Irene traduce: es un blog de lo más cuqui. Aunque últimamente nos tiene abandonaícos (seguro que por una buena causa) me encanta la naturalidad con la que escribe. A ver si se anima a publicar pronto. 😀

Translation, interpreting and other lingüistic matters: Olatz me parece una de esas personas que se está moviendo y trabajando muchísimo. Todas sus entradas son interesantes y muy documentadas.

El blog de Smith de la Fuente: me encanta el diseño del blog y las entradas son majísimas todas. Las citas de los lunes me gustan mucho. Tiene que estar en los “lovely” sí o sí.

Mots Mêlés: otro que parece estar en parón seguro que más que justificado pero que no puede faltar aquí. Me gusta mucho cómo escribe y la pasión que muestra por la traducción.

La prueba de lo ajeno: sé que ya la han nominado por ahí pero me encanta Nieves. Sus entradas directas, sarcásticas, informativas o emotivas. O todo junto. Es de los primeros blogs que me “engancharon” de verdad.

Rumbo aleatorio: lo he descubierto hace poco y ya me he leído la mitad del blog. Su última entrada me ha encantado no, lo siguiente. Simple y bonita. Es China vista desde dentro. Además tiene distintas entradas sobre viajes muy útiles.

Aquí van mis preguntas:

1. ¿Qué te llevó a abrir un blog?

2. ¿Ha tenido algún beneficio en tu carrera profesional?

3.. ¿Qué es lo más raro que te ha sucedido relacionado con los idiomas?

4. ¿Por qué traducción e interpretación/China?

5. ¿Qué le dirías a alguien que acaba de terminar la carrera/se quiere venir a vivir a China?

6. ¿Dónde te ves dentro de diez años?

7. ¿Con qué entrada has disfrutado más escribiendo?

8. ¿Cómo fue tu primer encargo/primera vez que visitaste China?

9. ¿Qué herramientas utilizas para leer los blogs que sigues? En caso de ser Google Reader, ¿has pensado ya a cuál te pasarás cuando cierre?

10. ¿Qué haces para desconectar?

11. ¿Cuál es la mayor satisfacción que te ha aportado el blog?

Aquí queda esto, hasta la próxima.

Anuncios

Cursos molones para supertraductoras

traductoras1

He decidido hacer esta entrada para hablaros sobre un curso a distancia que he hecho hace poco con Educación Digital y que me ha encantado y enamorado más si cabe de esta nuestra profesión y de la buena gente que en ella trabaja. El curso está impartido por Rocío L. García y Lola Gamboa. Muchos de vosotros ya las conoceréis porque son las fantásticas organizadoras del encuentro del año, el #ETIM12, que se celebró en Málaga el 1 de diciembre. En esta entrada os explicaré un poquito de qué va el curso:

Traductores 2.0

Curso de herramientas 2.0 para traductores e intérpretes

Aquí os dejo esta imagen que resume un poco el contenido:

Traductores2.0

Empecemos por el principio. Llevaba ya varios días viendo el curso “anunciado” en las redes sociales, pero como suele pasarme no me decidí hasta el último momento. Creo que fue Oliver Carreira quien tuiteó que quedaban un par de plazas de última hora y dije: esta es la mía. Qué euros tan bien invertidos.

Me incorporé cuando el curso acababa de empezar. La primera semana era de bienvenida y en ella se matizaban algunos aspectos como por ejemplo qué correo utilizaríamos para el curso, el uso de un buen antivirus y algunas actividades para conocernos mejor. En la plataforma virtual que utiliza Educación Digital cada una tenía que de darse de alta y crear un “perfil” describiéndose a sí mismo. Para conocernos un poco todas,  y digo todas porque éramos todas toditas chicas (ya sabemos cómo va eso de los porcentajes en traducción de los que hablaba hace poco Xosé Castro…) hicimos una especie de trivial  con preguntas sobre el resto de las participantes acerca de la información que cada una había dado para describirse. En el curso éramos 20 chicas y había de todo, gente que lleva muchos años en la profesión y continúa formándose, gente que todavía está estudiando traducción o que ha acabado hace poco… Todas con muchas ganas.

En el curso empezamos por definir nuestra presencia en la web 2.0. Acostumbramos a estar presentes en distintas redes pero a menudo no nos paramos a pensar cómo queremos enfocar nuestras cuentas y de qué manera utilizar qué redes según para qué cosas. La realización de un mapa virtual de nuestra presencia en la red nos sirvió para situarnos un poco, saber dónde estábamos y a dónde queríamos llegar. Creo que todas al final nos hemos dado cuenta de la gran evolución que hemos dado y utilizamos a menudo distintos recursos que hemos aprendido.

La dinámica de trabajo durante el las seis semanas que duraba el curso era la siguiente: cada semana se dedicaba a una temática y se realizaban distintas tareas relacionadas entre sí por un tema central. Estas tareas podían ser la realización de alguna actividad con algún programa o recurso nuevo para así aprender a utilizarlo, reflexionar y debatir sobre algún tema,etc. Además, los viernes, se realizaba un webinario con los colaboradores del curso: Alicia Martorell, Oliver Carreira, Rai Rizo, Clara Guelbenzu, Pablo Muñoz y Alejandro Moreno-Ramos (Mox), que será el último webinario que tuvo que ser aplazado para este lunes. Con semejantes “ponentes” podéis haceros una idea de lo bien que nos lo pasamos y lo mucho que aprendimos. Además los webinarios eran la forma perfecta de complementar los contenidos de cada semana y hacer algo todas “juntas”. Si estáis interesados en saber un poquito más sobre ellos, en tuiter utilizamos el hashtag #trad2 y ahí podeis ver todos nuestros tuits de cada viernes. Los temas fueron muy variados y completos: interpretación, búsqueda de clientes, documentación 2.0, visibilidad…

Por último, lo que más me gustaría resaltar, además de los mil y un recursos nuevos que he conocido, programas fantásticos, consejos que he recibido, cosas que hemos compartido… es lo bien montado que está: desde el principio se fomenta mucho la unión en el grupo y la participación. Traductores 2.0 va mucho más allá del “típico curso a distancia”: te obliga a estar pendiente cada semana de los nuevos contenidos y tareas por hacer, a dar tu opinión, trabajar en equipo…

Todo esto y la gente que en el ha participado ha hecho que sea genial y que además de aprender me lo haya pasado pipa.

Solo me queda dar las gracias a las tutoras y a todas/os los que habéis colaborado en el curso, ha sido un auténtico placer 🙂

¡Outra vaca no millo!

¡Bienvenidos a mi blog!

Tras presentarme un poquito y decir de qué irá mi blog…¡es hora de comenzar con lo que será mi primera entrada! Sé que muchos todavía andaréis con la cabeza en el #ETIM12, ese evento del año al que no pude asistir (-.-‘). La cosa no fue tan terrible porque pude verlo por videoconferencia por la mañana y en cuanto tenga los vídeos disponibles me zampo las ponencias de la tarde. En su lugar, pude saciar mi ansia de eventos traductoriles con el café faladoiro organizado por la AGPTI el sábado en la feria Culturgal de Pontevedra. En el café estuvieron Antón Méixome y Ramón Méndez hablando de la traducción de software libre y la traducción de videojuegos respectivamente (pronto le dedicaré una entrada).  Volviendo al doloroso tema del ETIM, estreno el blog con una “propuesta” que en cierto modo está  relacionada con este y otro tipo de encuentros/saraos para traductores: las tarjetas de visita. Ya se ha hablado mucho y muy bien aquí y allá de esas pequeñas cartulinas que no deben faltar a la hora de acudir a cualquier evento traductoril que se precie, en las carteras de todos nuestros amigos/conocidos, la panadería de la esquina, vamos a tot arreu.

Las tarjetas de visita son algo muy personal, al igual que las opiniones, cada uno tiene la suya: las hay modernas, más serias o formales, más cool o menosde colores más discretos o que se pueden ver a kilómetros de distancia en una noche de tormenta, las hay graciosas, con dibujitos o sin ellos, simples o más complejas, con código QR* o sin él… y así podría tirarme horas.

Aquí os dejo unos ejemplos de lo que Google imágenes considera que son tarjetas de visita originales y que me han han llamado la atención:

   
Fuente: tangramdesign Fuente: Web.ontuts
   
Fuente: Moo Fuente: una docena de
 
Fuente: banzee

Yo me he hecho unas nuevas hace poco con Moo (tienen infinitos diseños de plantillas molt macos) . Las he hecho a partir de mi página del aboutme y estoy esperando a que Moo me las deje en casita. Sé que pronto caerán otras (advertencia: es adictivo).

Una vez presentado un poco el tema de las tarjetas, mi propuesta es la siguiente:

Si tenéis un blog o simplemente queréis compartir  vuestras tarjetas de visita para que otros las puedan ver, podéis enviarme fotos de vuestros diseños a mi correo electrónico: eusonsara[at]gmail.com. La idea es crear  una entrada con las fotos de todos los diseños recopilados y enlazarlos a vuestros blog/páginas web (si no se tiene, nada pasa, se pone el nombre). Así podremos ver las tarjetas de visita de nuestros traductores blogueros preferidos (algunos ya habéis hecho entradas sobre el tema  y he visto ya tarjetas súper cuquis ya de gente del ETIM) . Además, opino que es una forma de quizás conocer nuevos blogs y poder tomar ideas (que no robar) de otras tarjetas para la nuestra propia.

Os invito a participar y difundir 🙂

PD: fecha máxima 1 enero 2013 para que nos traigan una entrada bonica los Reyes Magos de Oriente

*Sobre los códigos QR: se han puesto muy de moda últimamente  y no solo en las tarjetas. Si uno va fijándose por ahí, están por todas partes:  desde yogures, cartones de leche (y demás), hasta exposiciones, escaparates, carteles publicitarios, currículums, … ¿Son útiles y se usan o no es más que otra forma de diferenciarse? Ese es ya otro tema…